martes, 29 de mayo de 2007

Tocar



basta.
la religión no es buscar.
la religión es caminar
vías muertas,
salidas pobres
y continuar.
-la vida es el río,
dijimos.
y partir entonces era el río
y llegar
no era serpiente
ni camino,
estela en el mar, huella sola.
mi religión era que se tocaran las mismas notas en el piano
y descubrir,
descubrir…
mi religión no era catedral ni ídolo,
era mirar
y conocer lo conocible,
ser niña
y volver,
y descubrir
camino, río, tecla, piano.
-la soledad no es camino,
dijimos.
la soledad es el piano solo
y basta.


Escrita a partir del tema musical Solitude de David Portugheis, escuchalo aquí

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La música, el pianista y el poema me trajeron a la mente a Brad Mehldau ¿por qué?

LEDAMA dijo...

No conocía a Mehldau
A partir de tu comentario lo busqué en internet y lo escuché
Tiene ecos de los grandes del jazz empezando por su asociación con metheny
No le encuentro mayor parecido con lo que hace Portugheis excepto que son pianistas y buenos
Mis poesías son experimentos a partir de la música sin otro objetivo por ahora. De todos modos de la poesía a la música hay suficientes hilos invisibles como para ligarnos todos en ellos
Gracias por el comentario
Ledama

LEDAMA dijo...

volví a publicar esta poesía porque se había borrado "misteriosamente" del blog
salutti
Ledama

Carolina dijo...

yo conocia a melddau, alguien me lo recomendo una vez...
tiled musical!