martes, 7 de julio de 2009

Perdón




Y pidió perdón

por las enfermedades y la soberbia
por las guerras y sus sinsentidos
por la miseria y esos miserables
por la desesperación y la desesperanza
por la ignorancia y por los que se ignoran
por la violencia de la soledad y el miedo
y por la única verdad

Y al séptimo día descansó.

3 comentarios:

Marcela dijo...

Poderoso ser. Descansa en paz (Nietzche dixit)

cens43 dijo...

Y vió que era bueno
y nos invitó
a seguirlo
hacia la paz del séptimo día.

Te felicito Leda, tan muy guenas tus poesías... disculpá por entrometer mi voz... pero la tuya tienta... y no le temo al infierno...
Daniel de Jujuy.

claudia dijo...

nunca mejor dicho

una alegria haber encontrado este blog, viste, uno va saltando de blog en blog, y de pronto te enganchas con alguno q dice cosas q te llegan muy profundo

sinceramente, estuve leyendo bastante, y es muy bueno todo
no tengo como seguir el blog, pero seguiré leyendote
te mando un abrazo, ojala estemos en contacto
buen año

claudia