jueves, 11 de enero de 2007

El silencio


Entonces hablé
di las excusas suficientes
pedí las debidas explicaciones
susurré mis desconciertos
lloriqueé sin pausa
reconvine con firmeza
lamenté los tiempos perdidos
las sorpresas extraviadas
las tristes vidas
revoloteé por el pasado
la historia común
y los comunes rasgos
sufrí con igual dolor
la lenta espera
las horas vacías
las luchas extremas
tus ideas ahí
tan tangibles
sin dueño cierto
y viajé estación por estación
en un via crucis final.
Entonces miré la silla vacía
y sólo el silencio
me habló de tu presencia.


Poesía escrita a partir de la frase propuesta por Silvia B., mil gracias!!

1 comentario:

Carina Acosta dijo...

Me gustó lo que lograste con esa frase propuesta, te propongo otra:
"a través de mil silencios, nos encontramos"
Ojalá la aceptes.